Los snapchats de esta mujer en su último día con su perro te harán llorar

No hay nada más difícil en este mundo que tener que despedirte de alguien a quién amas para siempre. Sólo quien haya sufrido alguna vez la pérdida de una mascota, conoce la profunda tristeza que se siente. Lamentablemente los perritos deben decir adiós a este mundo antes que nosotros, dejando en nosotros un gran vacío. 🙁

14039954_940993046047061_2721934060450773882_n

Existe un lazo como ningún otro cuando un perrito llega para compartir su vida junto a la tuya, contangiando de alegría y dando cariño sin esperar nada a cambio a todos de quienen les rodean. Este era el caso de Hannah, una perrita labradora que ha emocionado a los usuarios de la red social Snapchat y está rompiendo corazones con las fotografías de su último día de vida, compartidas por su dueña, que quiso hacer de su último día de vida uno de los mejores que haya tenido.

La dueña de Hannah nos cuenta como su perrita comenzó a sufrir convulsiones hace varios meses, siendo lamentablemente cada vez más frecuentes y más fuertes. Ella estaba muy enferma y por causa de los ataques y los medicamentos que la estaban debilitando sufría demasiado.

«Seguir con la medicación era egoísta y quitársela era cruel. Decidí darle un último día de mimos, como la reina que siempre ha sido; y dejar que se vaya allí donde no haya dolor, ni convulsiones, ni gemidos en la noche» nos cuenta.

Hace varios meses, la salud de Hannah comenzó a deteriorarse.

14102515_1082314225213047_1120929049252305568_n

14184310_1082314301879706_8522159690285584857_n

Sus caderas empezaron a generarle dolores y complicaciones, y Hannah ya no era capaz de caminar sin tomar medicaciones para el dolor

14202714_1082314368546366_3285298867370040375_n

Su hígado comenzó a sufrir, las medicinas ya no hacían el mismo efecto.

14117902_1082314461879690_8408800228027112809_n

La dueña desde que Hannah era sólo un cachorro, Kyle decidió quitarle los medicamentos, pero las convulsiones no pararon. Se pusieron peores.

14079788_1082314541879682_1210615571693113087_n

La semana pasada, Kyle y su madre sintieron que todo esto no era justo para ella.

14199251_1082314605213009_5748920023038949797_n

“Fue la peor decisión que he tenido que elegir en mi vida”.

14089321_1082314658546337_1523646348711740393_n

14202787_1082314675213002_4653775239052478655_n

Queria que Hannah tuviera un día para sí misma. Ser una princesa por última vez. 🙁

14095743_1082314701879666_4475184213281767332_n

14064166_1082314741879662_5990667887552628420_n

14079860_1082314765212993_1712482768488375635_n

Ella era muy inteligente, muy juguetona y mimosa.

14039954_940993046047061_2721934060450773882_n

14102661_1082314795212990_5505541956616602688_n

14089175_1082314841879652_7533016007183326187_n

14088549_1082314858546317_8782309215407279665_n

14067459_940993079380391_2697341198685048547_n

14202786_1082314901879646_504292297675613326_n

14199471_1082314945212975_5672395656072881736_n

14199260_1082315015212968_944611867326591113_n

14199564_1082315065212963_9090037744004808718_n

14102525_1082315108546292_3165624080835459749_n

14141956_941482279331471_5682653472292699028_n